sábado, septiembre 17, 2005

Allons enfants de la patrie...

Vamos hijos de la patria...
Así empieza la marsellesa cuya letra el gobierno francés ha hecho obligatorio su aprendizaje en el cole. ... a aprender la marsellesa.

La polémica ha saltado por el alto contenido violento (*) de sus versos, cosa que no es de extrañar si recordamos que se trata de una marcha militar de 1792, al terminar la revolución francesa (¿Porque le llaman revolución y no guerra civil, como todo el mundo?). La verdad es que después de lo que tragan por televisión, digo yo que pocas cosas habrán que puedan traumatizar a estos niños.

Pero desde mi punto de vista, el problema es otro. Detras de esta decisión veo más bien la intención del gobierno de Jacques Chirac de intentar reconstruir un espiritu francés, un orgullo nacional, cosa altamente complicada a raíz de la mezcla de culturas que representa Francia.
Unir a todos los franceses sea cuál sea sus origenes, color de piel o religión, eso mismo que consiguió la selección francesa de fútbol durante la copa del mundo de 2000 con su eslogán "Black, blanc, Beur" (negro, blanco, magrebi), Chirac pretende repetirlo... alrededor de un himno nacional aprendido de memoria.
Para facilitarse la tarea, ha considerado que lo mejor consiste en invertir en los peques que, además de apuntar al futuro, son más manejables.

Yo no creo que el orgullo nacional sea una cuestión de banderas o canciones, por muy himno que sean. En base a estas 2 cosas puramente materiales, sólo aspiramos a crear fanatismo, rechazo, o en el mejor de los casos, indiferencia.
El problema de la no-integración (por parte de los 2"bandos") en Francia no se resuelve asi. Cuando la pescadilla se muerde la cola, el asunto concierne tanto a la cola como a la boca: Muchos de los no-integrados son tan responsables como muchos de los no-integradores de la situación actual.

Si mi hijo rompe un florero en casa del vecino, no puedo cerrar los ojos plan no pasa nada. Pero tampoco la mujer del vecino tendrá derecho por ello a culpar a mi hija por el simple hecho de pertenecer a la misma familia, o a un desconocido por tener los ojos del mismo color que mi hijo.
Sin olvidarse de que nadie tiene tatuado el DNI en la cara así que ser francés (o lo que sea) no es por supuesto una cuestión de aparencia física.

Yo mismo tengo DNI gabacho (y acento :-))... pero me siento menos francés que todos, porque ya hace tiempo que mi corazón es gallego, mucho más incluso que él de algunos "autochtonos". Y perdonad que les diga... que no tengo ni idea del himno gallego.

-------------------
(*) como por ejemplo:
- "Qu'un sang impur...Abreuve nos sillons" = Que la sangre impura (de nuestros enemigos)... riegue nuestros surcos.
- "Ils viennent jusque dans vos bras / Égorger vos fils, vos compagnes" = Llegan (nuestros enemigos) hasta vuestra puerta / a degollar a vuestros hijos y mujeres.