jueves, diciembre 20, 2007

Alimentar artistas a canonazos

Página 45 del periódico - global ;-) - El País, miércoles 19 de diciembre (ayer):

EN DEFENSA DE LOS LEGÍTIMOS DERECHOS DE LOS CREADORES
EN DEFENSA DE LA COPIA PRIVADA

El Congreso de los Diputados decide, el jueves 20 de diciembre, la supervivencia de la remuneración compensatoria por copia privada, uno de los derechos fundamentales de Propiedad Intelectual. Ante la posibilidad de su fin, que representaría una catástrofe para la cultura española y su industria de contenidos, los creadores y productores culturales que suscriben el presente manifiesto quieren manifestar a los diputados, a los partidos políticos y a la opinión pública lo siguiente:

  1. La eliminación de la copia privada propuesta por el Senado supondría, de facto, la usurpación de un derecho legítimo consagrado por la práctica totalidad de las legislaciones europeas, colocaría a nuestro país en el furgón de cola de la protección de la Propiedad Intelectual y pondría en peligro la industria española que genera los contenidos necesarios para el desarrollo y la identidad cultural de nuestra sociedad.

  2. La compensación por copia privada, mal llamada canon digital, no es un impuesto, ni una medida arcaica ni indiscriminada, sino el más progresista de los derechos de propiedad intelectual, que pone en manos de los ciudadanos la posibilidad legal de realizar y disfrutar, en el ámbito doméstico, de nuestras miles de obras y creaciones intelectuales sin solicitar autorización previa.

  3. Acabar con la copia privada significaría la aceptación por nuestros dirigentes de las posiciones de una industria tecnológica empeñada desde hace meses en pisotear, a través de una campaña de desprestigio y falsedades, los legítimos derechos de Propiedad Intelectual.

  4. La implantación y desarrollo de la Sociedad de la Información en España no puede hacerse, bajo ningún concepto, a costa del sacrificio y del trabajo de los creadores y de las industrias de contenidos, ni de la destrucción de un sector, el de la cultura, que contribuye de forma determinante al PIB y al empleo nacional.

Solicitamos al Congreso de los Diputados que no vote a favor de suprimir la compensación por copia privada para los creadores españoles y que no utilice nuestros derechos como un arma electoral, puesto que está en juego el desarrollo cultural, educativo y científico de nuestro país. Expresar en un sentido o en otro el sufragio es declararse a favor o en contra de la CULTURA.


Dicho manifiesto iba "firmado" por Creadores (entre los cuales destacan, por motivos a la vez diferentes y obvios, Los Lunnis y El Koala), Escritores, Editoriales (estos 2 últimos probablemente poniendo sus barbas a remojar), Entidades y Asociaciones, y, cito, "miles de autores, artistas, intérpretes, escritores, editoriales, más de 200 productoras y demás trabajadores de la cultura".


Vamos a analizar el manifiesto en el que, sólo por los más de 20.000 € que cuesta una página entera de publicidad en El País, los autores obviamente habrán puesto toda su capacidad de convicción y batería argumentativa:

El título,"En defensa de la copia privada", sorprende:
En primer lugar, ¿Está en peligro la copia privada? Claro que no ya que, como mencionan ellos mismos, se vota la supervivencia del mal llamado (sic) canon digital. En ningún momento (salvo en un futuro lejano si la postura del PP va con segundas) se va a votar sobre acabar con la copia privada en si. La confusión sigue a lo largo de los párrafos: el 1º y 3º defienden la propia copia privada mientras que el 2º y la conclusión se preocupan por "la compensación por la copia privada = canon.

Para aclararnos sobre lo que les preocupa en realidad - como si no lo supiéramos pero es tan fácil de demostrar que vale el esfuerzo -, el tercer punto es extremamente revelador: "Acabar con la copia privada significaría la aceptación por nuestros dirigentes de las posiciones de una industria tecnológica (...)". Todo lo contrario, la industria tecnológica a la que se refieren quiere mucho a la copia privada ya que es fuente de ingresos tanto para los vendedores de continentes (ancho de banda, almacenamiento...) como los de contenido (P2P) por la publicidad que generan. Esta industria está más bien opuesta al canon pero nunca jamás lo es ni lo será a la copia privada.
En cuanto al primer punto, decir que "La eliminación de la copia privada (...) colocaría a nuestro país en el furgón de cola de la protección de la Propiedad Intelectual" es una aberración ya que nadie entiende por qué no dejar hacer copias pueda ser un obstáculo para la Propiedad Intelectual. Quizás se estén refiriendo de nuevo a que el obstáculo reside en "no cobrar por ello".
Q.E.D.: nos toman por tontos al intentar hacernos creer que son nuestros amigos, que defienden nuestro derecho a compartir la cultura (sin animo de lucro = copia privada) cuando en realidad se manifiestan exclusivamente para cobrar por ello (= la sopa boba).


Una vez aclaradas las verdaderas intenciones de los firmantes, hay que comprobar la validez de su argumentación. Ya sé que lo anterior los desacredita por completo pero pobrecitos - calificativo a tomar en el sentido figurado -, igual no saben expresarse correctamente (hay pocos escritores entre los firmantes). Veamos con detalle el fondo de sus argumentos:

El tono global de la argumentación está cerca del aviso de cataclismo: así lo demuestran términos como "supervivencia" y "catástrofe para la cultura española" en la introducción. Después, la cosa se relaja un poco ya que sólo avisamos "usurpación de un derecho legítimo", "peligro", de nuevo "pisotear (...) los legítimos derechos". Aunque se entiende si entendemos que están en juego nada más y nada menos que "(el) PIB y (el) empleo nacional" y "el desarrollo cultural, educativo y científico de nuestro país." La conclusión es que que suspendo ya cualquier tipo de donativo a Uganda o Darfur y le hago una transferencia a la SGAE: no vaya a ser que les apliquen The Gallir Definitive Solution :-D.


Los argumentos en sí mismo tampoco habrían de ser analizados pues, visto lo anterior, bastaría con aplicar a este manifiesto la acertada y sencilla ley de Talleyrand: «Todo lo que es exagerado es insignificante» (porque de ser significante no necesitaría ser exagerado). Pero hoy estoy de perdonavidas :-D y llevo tanto tiempo sin publicar nada que me toca hacer un esfuerzo para los 4 gatos suscritos a este blog (menos yo, 2 amigos y me temo que el 4º sea Googlebot). Punto por punto:

  1. Resumiendo, dice que seríamos uno de los únicos sin canon en Europa con lo cual, de faltar esta fuente de ingresos, peligraría la identidad cultural española.

    La mentira el error es grande y obvio pues nos quieren hacer creer que el canon es la única manera de fomentar la creación artística. Falso. El canon, por indiscriminado, es una manera equivocada de subvencionar la cultura española. Es fácil darse cuenta de que E.E.U.U. no cobra canon y la identidad cultural americana va tan sobrada de $ como sus hamburguesas de calorias. Y no, no digo que el método americano, el cual desconozco, sea el adecuado ni me toca a mi encontrar la forma justa: yo pago mis impuestos y voto (ni siquiera pero es otro tema), no cobro una millonada cada mes para encontrar las soluciones. Es demasiado fácil de siempre atacar el bolsillo de los ciudadanos.

  2. Opinan que el canon no es un impuesto sino un derecho (!!), progres para más señas, que autoriza la copia privada.

    Empezamos jugando con las palabras pues si bien es verdad que no es un impuesto, también está claro que se trata de una tasa aplicada a los fabricantes que estos repercuten al 100% (ni 99, ni 101) a los clientes. En cuanto a la amenaza encubierta, repetida por el gobierno, de que sin canon no hay p2p legal, me alegro que por fin reconozcan que bajar música, pelis y cualquier otro tipo de material con copyright de la red "en el ámbito doméstico" y "sin solicitar autorización previa" sea perfectamente legal. Hace poco decían lo contrario ¿Mentían?
    Por otra parte, la copia privada o, dicho de otra manera, el compartir la cultura es un derecho por si mismo, no a cambio de algo. Que un modelo de negocio que consiste en vender varias copias de lo mismo este caducado no implica que alguien tenga que ser compensado por ello. Difícil de entender a primera lectura pero tan real como la vida misma; basta con preguntárselo a los propios periódicos que han visto como Internet hace car sus ventas. ¿Alguien pretende darles un canon al Grupo Prisa, Mediapro o Unidad Editorial? Y a los kiosqueros? La respuesta la da Deming: “Nadie le obliga a usted a cambiar, cambie si quiere. Después de todo… sobrevivir no es obligatorio.

  3. Nada que decir: un ad hominen en toda regla. Ya sabéis, los fascistas del Google bombing.

  4. Pues me temo que también poco hay que añadir ya que nos encontramos con una "repe" de la falacia 1: sin canon España se rompe. Quizás subrayar eso de que el desarrollo de Internet se hace a base de compartir archivos con copyright es tan verdad como recordar que el desarrollo de la Sociedad de la información incluye la amplificación del abánico cultural: la cultura (pero no siempre los cacharros de la SGAE) le debe tanto o más a Internet como Internet a la cultura. De lo contrario, no nos encontraríamos con la coherencia absoluta de tantos internautas que publican felizmente con copyleft. Y en cuestiones de coherencia, la SGAE no anda fina (GOTO punto 2, párrafo 1).
En cuanto a la conclusión del manifiesto, se trata del conocido estilo Aznar de "conmigo o contra España" aplicado a la cultura. Aunque esta vez parece que Rajoy ha elegido no ser "un español de bien"; sin embargo las confusiones iniciales hacen pensar en puro electoralismo pero algo es algo.


Esta es, señores de la SGAE, el análisis de un pobre ciudadano ignorante sobre vuestra pagina de publicidad de ayer de 20.000 € en el diario El País. Y si un pobre ciudadano ignorante la desmonta tan fácilmente, no quiero imaginar lo insultado que se han de sentir todos los más y mucho más sabios que yo y, sobre todo, todos estos artistas a los que habéis nombrado al final y que dependen de ustedes para comer pero no por ello comparten vuestras técnicas mafiosas. No habéis movido un dedo para ayudarlos a adaptarse al mundo digital: os habéis limitado a movilizarlos a ELLOS para defender VUESTRO negocio. Nunca el suyo. Hasta tal punto que para vosotros se cambiará el refranero español pasando de querer matar moscas a cañonazos a pretender alimentar vagos a canonazos.