jueves, junio 15, 2006

Renfe: el viaje a ninguna parte (V)

A raíz de lo ocurrido con ellos en Renfe: el viaje a ninguna parte (IV), había presentado una reclamación escrita a la empresa al monopolio. Eso era el 3 de marzo. Acabo de recibir la respuesta anteayer Martes 13 de junio.

Resumiendo, me dicen que disculpas y que a pesar de que fuera diferente, el servicio que prestaron en aquella ocasión era el mismo que de costumbre así que de indemnización, nada de nada. Lo demás es blablabla. Aquí tienes el escrito entero de Renfe: [+]

D./Dña. Gres ****
C/. **************
15002 - A Coruña

Ref.:GL.2005.0055**
Málaga, 22 de mayo de 2006

Estimado/a Sr./Sra. ******:

Con mucho gusto damos contestación a sus escritos de fechas 3 de marzo y 13 de mayo, en los que nos manifiesta su insatisfacción por el tipo de coche de clase Preferente, utilizado en el viaje realizado de Burgos a A Coruña en tren Estrella 923.

Ante todo, le presentamos nuestras disculpas por la demora en ponernos en contacto con usted, al tiempo que sentimos las incomodidades que la situación que nos comenta le hubiese podido ocasionar, ajenas a nuestra voluntad de ofrecer las mejores condiciones de viaje en todos nuestros trenes.

Le pedimos disculpas, asimismo, por si la actuación de nuestro personal de a bordo no fue todo lo amable y atenta que las circunstancias requerían.

Al respeto, queremos informarle que en el parque de material de viajeros de Grandes Líneas, existen distintos tipos de coches de clase Preferente, que tienen características diferentes en cuanto que pueden presentar sus asientos en dos filas con pasillo central o bien ubicados en departamentos, aunque ofertan similares prestaciones a bordo.

En informe de nuestro Departamento de Gestión de Trenes, nos comunican que, en la fecha que nos ocupa, el coche de clase preferente que circula ordinariamente en la composición de este tren, fue sustituido por otro, asimismo de clase preferente, formado por asientos no reclinables.

Sentimos la insatisfacción ocasionada por esta circunstancia, no obstante, como le comentamos, las prestaciones ofertadas fueron las de clase preferente, por lo que no podemos ofrecerle indemnización compensatoria por esta circunstancia.

Le agradecemos su tiempo y las molestias en hacernos llegar sus impresiones y la confianza que deposita en utilizar nuestros servicios.

Un cordial saludo.

Afectuosamente.

José Luis *********
Centro de Atención Posventa


Por supuesto es una tomadura de pelo pues no porque 2 vagones lleven escrito "Preferente" son iguales en cuanto a prestación de servicio. Mi respuesta de hoy:

Señor José Luis *********,

Acuso recepción de su correo del 22-mayo-06 en el cual desestimáis mi reclamación.

En primer lugar, veo que ni siquiera sois capaces de copiar correctamente mi nombre pues me llamo Greg (y no Gres) y mi apellido es ***** (y no *****). Quizás sean detalles para Usted. Para mi son representativos de la poca profesionalidad de su empresa.

Aunque para representativo, el hecho de que su escrito haya sido redactado el 22-mayo-06 y mandado el 12-06-06 tal y como indica el sobre: 21 días para llevar una simple carta a un buzón de correo es una auténtica vergüenza. Más aún que los 3 meses que habéis tardado en contestarme.

Si seguimos con fallos de forma, que sepáis que mi segundo escrito del 13 de mayo no se refería a este tema sino a una reclamación que deposite en Irún a principios de enero del 2006 (para los lectores de este blog, se trata de: Renfe: el viaje a ninguna parte (II)) y a la cual no habéis respondido todavía. A la vista del cumulo de circunstancias negativas, todas imputables a la manifiesta incompetencia de su empresa, le aseguro que me resulta difícil mantener las formas adecuadas en esta respuesta.

En lo que se refiere al fondo, empezáis presentando las disculpas de la empresa lo cual es un primer paso acertado pues admitir un fallo en el servicio convierte dicho fallo en un simple error es decir algo intrínsecamente humano. No admitirlo equivaldría a querer normalizar el fallo.

Pero lejos de rectificar, mareáis la perdiz: nunca os he pedido ni mencionado "filas con pasillo central" ni "departamentos" con lo cual no entiendo a qué viene este párrafo. Sólo exigía asientos reclinables, cosa anteriormente habitual (unos 10 viajes anteriores) y totalmente normal cuando se trata de la clase preferente (1ª clase) de un tren de noche.
Me parece mucho morro afirmar que "ofertan similares prestaciones a bordo" pues 25 centímetros para las piernas NO es similar a 1 metro y medio y fijo NO es similar a reclinable. Sino, me diréis lo que entendéis con "similares prestaciones de a bordo" ¿el (asqueroso) vater, el (patético) vagón cafetería?

Después, no sé si le han mentido o si miente Usted pues no es verdad que el cambio de vagón fue cosa exclusiva de aquel día ya que desde entonces, los 2 viajes que he realizado (el último el fin de semana pasado) venían equipados de nuevo con asientos no reclinables... lo cual me obliga a buscar un asiento libre (reclinable) en el vagón de Barcelona-Vigo y cambiarme a las 09h00 en Monforte para mi asiento "oficial" en el vagón Barcelona-Coruña. ¿Porque los de Vigo disponen de este tipo de confort y los de Coruña no? Alguna razón para esta discriminación (la cual tampoco me gustaría si fuera inversa)?
Creo que vistas las características (precio, tiempo recorrido, antigüedad) casi tercermundista de los trenes de Grandes Líneas que circulan en Galicia, lo menos que podéis hacer es ofrecer asientos reclinables para todo el mundo.

Ya me imaginaba que no me ibais a devolver un duro por la reclamación ya que preferís ahorrar 20 miserables euros antes que compensar a un cliente descontento. Lo digo por experiencia: cuando por fin respondáis a mi queja formulada en Irún que menciono al principio de este escrito, lo entenderéis.

En cuanto a agradecerme la confianza que, decís, "deposito en utilizar vuestros servicios" (*), creo que no lo tenéis muy claro: sois un monopolio con lo cual no me queda más remedio que viajar en tren con vosotros. Ya sabéis que eso se acabará pronto y, ¡qué casualidad!, mi confianza en vosotros acabará el mismo día. Ya sé: lo vuestro era una frase hecha, no pensáis lo que escribís, ya lo había notado.


Un saludo,
Greg (A Coruña)


Continuará...

P.D.: Que no se crea la gente que viajo en primera clase, es que no hay segunda clase en este tren: o litera, o preferente. Las 2 cosas al mismo precio.

Tags: , ,