viernes, julio 22, 2005

Arde Madrid

De menos a más importancia real , de más a menos importancia política…. :(


3º - Rubalcada (Portavoz PSOE) contra Rafael Hernando (Diputado PP), Arbitro: Marín (Presidente del congreso) - 1º asalto
El primero les hace el gesto de caradura a un grupo de diputados del PP y el segundo intenta abalanzarse sobre él para pegarle un puñetazo. El tercero se disculpa… por el lamentable espectáculo de los 2 primeros. Pues si eso no es crispación… Hay que ser honesto e informar de que Rafael Hernando acababa de llegar del entierro de uno de las víctimas del incendio de Guadalajara, conocido suyo lo cuál explica su estado de ánimo y sensibilidad particular con el tema… pero no justifica su actuación.
Y lo peor es que sólo se disculpa el representante del hemiciclo porque ninguno de los 2 protagonistas piensa hacerlo! Si necesitan motivos, me ofrezco voluntario para echarles una mano: ¿podría ser que Rubalcada no estuviera acertado no en el gesto, que se hace a diario sin que pase nunca nada, sino en el contexto al hacerlo delante de alguien a quien este desastre afecta personalmente? ¿Podría ser que Rafael Hernando aprenda que su cargo público imposibilita por completo, sea cual sea el contexto, arreglar sus diferencias a puñetazos limpios, y menos aún en público y en el propio congreso?


2º - La dimisión de Rosario Arévalo (Consejera de medio ambiente de Castilla La Mancha) por la gestión del incendio de Guadalajara es un hecho sin precedente en los últimos 9 años.
Es imposible no pensar en Rajoy (Prestige) y Trillo (Yak 42) cuando se toca el tema de la - ausencia de - responsabilidad política. Pero ojo: el hecho de que haya dimitido en lugar de seguir la tradición no es tampoco motivo para felicitarla. Recordemos que es la principal responsable de que este incendio se le haya ido de las manos (Dejaremos en manos de la justicia saber si una mejor actuación podría haber evitado o no la muerte de 11 personas). Dimitir no es una gesta, no hacerlo es una vergüenza.
Desde un punto de vista exclusivamente político, no es imposible pensar incluso que esta señora ha hecho precisamente de lo que no ha funcionado en esta catástrofe: de corta fuego, con el fin de evitar que el incendio político se propagase hasta la ministra Narbona, o incluso hasta De la Vega como pretende la oposición. Sin embargo, además de que no hay indicios de fallo mayor (todo es mejorable por supuesto) por parte del gobierno en esta catástrofe (por cuestiones de competencias, no pudieron gestionar la crisis hasta que Castilla La Mancha pasase la alerta a nivel 2 lo cual tardaron 28 horas en hacer), considero que el PP no tiene ni la menor legitimidad en cuanto a pedir demisiones, aunque fuese la del señor/a de la limpieza: no se puede exigir a los demás lo que no se ha cumplido en el pasado (y se sigue sin cumplir en el caso de Trillo). Lo mismo pasó con el PSOE en el poder en los 80.

1º - 11 víctimas de las que ya nadie habla y un herido que se recupera pero esta cansado de que los políticos vengan a darle palmaditas y a hacerse la foto en su habitación del hospital.
Démonos cuenta de una cosa: Las víctimas tienen una función política. Si son del terrorismo, cada partido intenta llevárselas de su lado (propia asociación de víctimas,…) mientras que si son de ‘accidentes‘, se echan a la cara del otro en plan “son tuyas, los mataste tú, la culpa es tuya”