martes, julio 19, 2005

¿Quién paga el pato?

A raíz del 7J, la reacción de los gobiernos consiste en recortar libertades al pueblo (con el pretexto de intentar garantizar la seguridad). Entonces, la clase media-alta, que no sabe muy bien si prefiere la seguridad o la libertad, acaba decidiendo que, para tener los 2, lo mejor consiste en vigilar y censurar a los imanes en las mezquitas. Y eso que habla de evitar "medidas apresuradas". Así que:

Resumimos: Cuando hay un problema, la solución siempre consiste en j… a los demás.
Deducimos: Para su horóscopio, consulte "Presunción de culpabilidad con ascendente racista".
Preguntamos: ¿Ya que estamos, alguien para proponer que se instalen detectores de metales a la salida de los barrios pobres?