martes, julio 12, 2005

Las dos españas

El 14M, muchos españoles nos alegramos del fin de “la crispación”. Los que hicieron posible que ZP llegase al gobierno no tenían (y siguen sin tener), en muchos casos, ninguna confianza en él. Todos los demás partidos llegaron incluso a prestar sus electores al Partido Socialista con un único fin: Acabar con Aznar. Acabar con el que no se presentaba pero dirigió “la gran mentira”. Porque Rajoy no perdió las elecciones. Ni las ganó ZP. Aquel 14M fue un referéndum a favor o en contra del tipo de política que tuvimos que aguantar los democráticos de verdad entre 2001 y 2004. Y la movilización en contra de LA GRAN MENTIRA fue masiva.

Pero la crispación sigue. La oposición esta ciega y en su ceguera vuelve a dibujar “las dos Españas”. La banda de los AZNARines (Acebes, Zaplana, aNson, Aguirre, Rajoy) práctica la confrontación permanente tal y como les recomienda su ex actual futuro jefe. Por mucho que se levanten voces dentro del propio partido para intentar volver a centrar tanto el debate como la ideología, el martillazo del “conmigo o contra mi” aplasta cualquier intento de apaciguar la tensa situación política española; Se llega a explicar que Madrid 2012 perdió por aquella rabieta de Zapatero con la bandera americana (Explíquenme entonces como llegó Paris a la final después de las burradas de Chirac) y se muestra a la oposición británica como un modelo a seguir ya que “no acusan al gobierno de mentir” (eso ya es de chiste: el mentiroso se queja de que sólo le llaman mentiroso… a los que mienten.)

Los psicólogos dicen que el 65% de la comunicación se hace a través de estímulos exteriores, no verbales (Tono de voz, entonación, muecas, actitud,…). Explican así que un mensaje, por mucha calidad de información que contenga, no llegará a buen puerto si se utiliza el barco equivocado. La crispación no es el buen barco señores A.Z.N.A.R. No me gusta nada que El País le quite hasta 39.000 metros cuadrados al trayecto Cibeles-Puerta del Sol para restarles 120.000 manifestantes a la “marcha por la familia”. Pero esto no tiene punto de comparación con las tomaduras de pelo que proporcionan los actuales dirigentes del Partido Popular. Estos que se siguen esforzando en hacernos creer que ETA fue la autora del 11M. No por repetir una mentira se convierte en verdad. Ahora se dedican a decir que el PSOE (¡y todos los demás partidos incluido CIU!) cierran la comisión porque tienen miedo de que se descubra la verdad: ¿Qué verdad? No porque llegaseis a demostrar que la prima de mi mujer le prestó el molde que le había regalado su suegra , se convertiría mi suegra en la autora del pastel.

Ustedes, señores, me han hecho socialista. Y mientras sigáis así, contad conmigo no solamente para seguir siéndolo, sino también para levantar la voz contra vuestro intento de “golpe de estado permanente.” Sigo preguntando: ¿A quién le voto en 2008 si no me gusta ZP? A esta derecha extremista, fijo que NO.

Dicho de otra manera: Si el PP sigue intentando ganar a posteriori las elecciones del 2004, jamás ganará las del 2008.